¡Refréscate tomando un helado Kulfi!

Es tiempo de verano, de terrazas y de helados. Y precisamente de estos últimos queremos hablaros hoy. ¿Conocéis el kulfi?

El Kulfi es el helado de la India. También de Pakistán, Nepal y Oriente Medio. Un postre helado que se servía en las grandes ocasiones, en bodas y banquetes, y que con el tiempo ha pasado a venderse también en las calles. Hoy es habitual ver a los kulfiwala (vendedores de kulfi) y sus carritos de helado rodeados de niños.

Kulfi-postre indio-helado-Restaurante Sitar-Barcelona-Poblenou
Kulfi: El helado de la India. Foto: Marco Zouvek Photography

¿A qué sabe el Kulfi?

“La primera vez que pedí un kulfi me sorprendió su textura. Me pareció exótico. Es muy diferente a los nuestros, es mucho más cremoso y tiene un sabor especiado que hay que descifrar. Siempre me pasa eso cuando como comida india, los aromas y sabores me dejan pensativa. Y lo mismo me ha pasado con este helado.” Eso nos dijo una de nuestras clientas.

Y es que en nuestro restaurante de la Rambla del Poblenou de Barcelona, recibimos a clientes de todos los puntos del mundo, y en verano es casi un ritual servirles un mango lassi. Sin embargo, los helados y postres indios continúan siendo prácticamente unos desconocidos para muchos occidentales.

Por eso, para todos es una auténtica sorpresa la primera vez que descubren el frescor dulce del Kulfi.

Ese sabor tiene un secreto. A la leche azucarada con la que se prepara se le añaden los sabores del azafrán y el cardamomo, también pistachos, rosa o mango. Ingredientes para un helado nada usuales en Europa, y que por eso resultan tan exóticos a los paladares occidentales.

¿Por qué nos gusta tanto el helado?

Tomar un helado siempre nos borra la tristeza y nos devuelve la felicidad, nos tranquiliza e incrementa nuestros niveles de dopamina y endorfinas y hace que sintamos casi adicción.

Los científicos y especialistas en neurosalud afirman que los helados hacen que recordemos momentos agradables de nuestro pasado y nos acompañan de regreso a nuestra infancia, pues la leche fue uno de los primeros alimentos que tomamos en nuestra vida.

Kulfi-postre indio-helado-Restaurante Sitar-Barcelona-Poblenou
Kulfi del Restaurante Sitar. Foto: Marco Zouvek Photography

Tomar helado activa las zonas del cerebro asociadas al placer y nos da sensación de bienestar.

Y si a todo lo anterior añadimos el exotismo de los ingredientes del kulfi el resultado no puede ser más apetecible. Podríamos decir que comer helado es como escuchar la canción que más nos gusta.

Si después de leer este post os habéis quedado con ganas de descubrir la India más dulce, en el restaurante Sitar tenemos una carta con una selección de los postres indios más tradicionales, como el Rasmalai, con aromas y texturas para poner vuestra imaginación y pensamiento a prueba.

¡Os esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pregunta Anti-Spam *