Especias-Restaurante Sitar-Barcelona-Cocina India

¿Estás a la moda? ¿Cocinas con especias?

Hoy no es extraño ir al supermercado y encontrarse con infinidad de salsas aromáticas y condimentos en los estantes: salsa curry, salsa korma, jengibre, cúrcuma, etc.

Gracias a los múltiples aromas de las especias es posible convertir una comida “sosa” en un manjar suntuoso y exuberante. Y, aunque son muchos los cocineros experimentados y con curiosidad que ya se han lanzado a incorporarlas a sus guisos, también cada vez son más las personas que se atreven a hacer lo mismo cuando cocinan a diario en sus casas.

Hoy puede parecer que comprar jengibre, cúrcuma y curry para cocinar es un lujo y algo exótico. Pero, ¿sabias que en la España de la Edad Media se condimentaban los alimentos con canela, comino, jengibre y clavo? Ya entonces se utilizaban como un recurso común para dar un sabor exótico a la comida y, puede que también, para disimular el gusto de alguna carne pasada.

Tal vez el placer por experimentar o simplemente el afán por recuperar tradiciones y recetas antiguas ha hecho que las especias estén hoy de moda. ¡Y en Sitar lo celebramos! Pues no son pocos los clientes que han empezado a hacer sus pinitos imitando el sabor de nuestros platos en casa. ¡Y eso nos llena de satisfacción!

Especias-Cocina-India-Restarante-Sitar-Barcelona-Poblenou
Especias de la cocina india. Foto: M. Zouvek

Por eso, y como sabemos que cocinar con especias no es fácil, vamos a compartir 3 trucos para que aproveches todas sus cualidades cuando cocines en casa:

  1. Hay que saber como conservarlas, pues sus aromas son sustancias muy volátiles: Deben guardarse en botes bien cerrados o en cajitas metálicas, para asegurarnos de que no pierden su aroma, y en lugares frescos al amparo de la luz. La luz, el calor y la humedad pueden alterarlas. Si las guardamos bien pueden conservar todas sus propiedades durante más tiempo. Aunque hay que tener en cuenta que si las compramos en raíz o semilla durarán más que si son en polvo.
  1. Es importante medir las cantidades justas para cada receta. Para ello es recomendable usar una balanza digital de precisión, o si no optar por la medida de la “cuchara sopera” o “de postre” de toda la vida. También es interesante recurrir a las cucharas dosificadoras, que incluyen una cucharada, una cucharadita, media cucharadita, una cuarta cucharadita y 1/8 cucharadita.
  1. Y, por supuesto, hay que saber muy bien como mezclarlas. Aunque la cocina no deja de ser un laboratorio de experimentación, y eso en Sitar lo sabemos bien, es importante conocer cómo poder mezclarlas. Para guisos, en carnes y con verduras, usa cayena si lo que buscas es un sabor picante; el comino, si quieres un sabor más amargo; o el clavo, si lo que buscas es un sabor aromático y picante. El cilantro te dará unos toques agridulces. Y para el arroz y las pastas, prueba con el azafrán y la albahaca. Y si de aromatizar postres se trata, no te olvides de usar canela y cardamomo.

¿Te atreves a experimentar con aromas en casa? ¡Hazlo, y comparte tu experiencia con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pregunta Anti-Spam *